ARTICULOS

HERPES ZÓSTER

Chernan Zapata Médico Dermatólogo

VARICELA Y HERPES ZÓSTER: viruela loca y culebrilla (2da Parte)

Chernan Zapata  / Médico Dermatólogo

El Virus  Varicela Zóster (VVZ) es el agente infeccioso causante  tanto de la varicela cuanto del herpes zóster. Estas dos virosis tienen en  común la  presencia de vesículas (ampollas).

La varicela es conocida como "viruela loca" por alusión y  confusión  con  la viruela, enfermedad  eruptiva ampollar que  ocasionó muchas muertes, erradicada desde 1977 gracias a la vacunación. "Linda china" , como también se le  conoce,  es una manera jocosa y a la vez sarcástica de argumentar que la erupción  facial varicélica "embellece" a las  mujeres.

El  término popular culebrilla, usado para referirse al herpes zóster, nos recuerda la etimología (herpes: que  repta o que  se arrastra como lo hacen los  reptiles y en particular  las serpientes; zóster: cinturón o faja, pues  la erupción se da en áreas focalizadas que simulan a estos atavíos).

HERPES ZÓSTER:

Cómo nos contagiamos de  herpes zóster?

La infección  del VVZ se manifiesta en un primer  brote, la varicela; algunas veces la infección de varicela ocurre sin mediar brote alguno. La varicela cura, dejando escasas  cicatrices en  el mejor  de los  casos. En un grupo de pacientes  el VVZ permanece en  estado de latencia en unas formaciones llamadas ganglios nerviosos (craneales o raquídeos).

En  ocasiones el brote de varicela  se da cuando  aún somos  fetos por lo que  puede  verse casos de herpes zóster en  recién nacidos o en niños pequeños.

Un paciente con herpes zóster puede contagiar  varicela mas no herpes zóster  de modo directo.

Qué  son los nervios, ganglios nerviosos y dermatomas?

Los nervios a los que nos  refierimos no  son  los  "nervios"  del estrés, preocupación  o cosa por el estilo; al hablar  de nervios aludimos  a unas  formaciones anatómicas que  cual cableado eléctrico se encuentran distribuidos en  todo nuestro cuerpo, este "cableado" contiene información para la sensibilidad y el moviemiento, cada  nervio tiene un territorio definido en la piel llamado dermatoma. Los ganglios nerviosos son algo así como "subestaciones"  de donde parten subdivisiones del  mencionado "cableado".

Cómo se reactiva el VVZ?

En los ganglios nerviosos  el VVZ permanece "durmiendo" durante varios años, años en que  la reactivación de la infección es impedida por las defensas que  adquirimos con la varicela. Con el pasar del tiempo  estas defensas disminuyen, ocurriendo  el brote del VVZ que  se extiende desde los  nervios hacia la piel, esta vez  en  una forma localizada, precedido y acompañado de dolor: herpes zóster.

Síntomas y características clínicas:

El dolor focalizado (leve o intenso se desencadena  y prolonga ante pequeños estímulos) precede y acompaña al brote ampolloso  que es descrito como: quemazón, hormigueo o ardor. La erupción es bastante característica por  su  distribución en  zonas unilaterales (lados derecho o izquierdo) correspondientes  a los  dermatomas. Luego de unos diez días las  ampollas forman costras y dejan de ser contagiosas. En raras ocasiones  el  herpes zóster carece de brote,  es diseminado o forma  costras gruesas de larga evolución.

Complicaciones  :

Las principales son: cutáneas (infecciones y cicatrices),  neurológicas (neuralgia posherpética, meningitis, parálisis facial, afectación de médula espinal, etc) y sensoriales(oftalmológicas y auditivas).

Neuralgia posherpética: dolor persistente por  un  período mayor que noventa días. Este dolor puede  ser desencadenado por  el más mínimo roce, tornándose incapacitante.

Prevención:

Como  vimos, un paciente con herpes zóster puede contagiar  varicela por lo tanto  se debe evitar el contacto mientras las lesiones ampollares  no formen costras. La población más susceptible a presentar cuadros graves y neuralgia posherpética  son  los  mayores de cincuenta y cinco años, para ellos está indicada la vacunación que ha probado  tener mayor efectividad entre el grupo comprendido entre los cincuenta y cinco y setenta y cinco años de edad.

Tratamiento

En los casos leves: antihistamínicos, analgésicos y antipruriginosos son  suficientes.  En los tres primeros días de la erupción  o mientras aparezcan nuevas ampollas se recomienda antivíricos específicos. El dolor es tratado con analgésicos especiales que  actúan  a nivel del nervio afectado, en casos de neuralgia posherpética el tratamiento es  prolongado, pudiéndose  usar  también  parches  anestésicos.

Pronóstico:

El herpes zóster cura y deja cicatrices. En pacientes mayores, gestantes o aquellos con bajas defensas el dolor intenso puede ser  persistente por lo que se debe considerar tratamientos especializados. Las recaídas son raras.



Calle Los Laureles N° 444 Of. 107 Urb. California
Trujillo - Perú


Telef. 51-044-289385
email info@dermatologochernan.com

Calle Los Laureles 444 Of. 107 Urb. California, Trujillo - Perú
Tel. 51-044-289385 - email info@dermatologochernan.com