ARTICULOS

LUNARES Y CÁNCER DE PIEL

Chernan Zapata Médico Dermatólogo

LUNARES O NEVOS, SOL Y CÁNCER DE PIEL   

Dr. CHERNAN ZAPATA GRANJA.


Son múltiples las  lesiones a las que la población se refiere como lunares: máculas (manchas), pápulas (elevaciones menores de  01 cm), lesiones vasculares (hemangiomas o malformaciones),etc. Dichas lesiones son motivos de consulta por variadas razones: estéticas, síntomas asociados, aparición tardía y, muy en especial, las referentes a su posible malignidad. Empezaremos por decir que aunque la progresión de lunar a cáncer de piel no es muy frecuente debemos de aprender a reconocer los cambios en los lunares que orientan a estar alertas a un probable cáncer de piel, para así recibir tratamiento oportuno.

Sin lugar a dudas la prevención mediante la adquisición de buenos hábitos y cuidados frente a la exposición  al astro rey es muy importante, pues algunos tipos de cáncer de piel  muestran una clara asociación entre exposición solar acumulada y neoplasia cutánea maligna. A continuación brindamos algunas recomendaciones al respecto:

  • Evite la sobreexposición solar: no solearse, entre las 10 a.m.  y las 4pm, el sol quema más , evite realizar sus labores al aire libre en dichos horarios. Busque la sombra. Recuerde que el sol puede hacer daño aun en días nublados.
  • Use ropa de punto fino (tupida), mangas largas en lo posible. El sombrero de ala ancha es un buen protector facial, lo que no se consigue con las gorras. 
  • Use un fotoprotector (loción, gel, crema, lapiz labial)  con un FPS(factor de protección solar)  de 15 ó mayor ; sin embargo recuerde que factores mayores de 30FPS no ofrecen ventajas significativas .Prefiera los fotoprotectores de amplio espectro(que protejan de la radiación UVA y UVB). Recuerde que  los llamados “bronceadores” no protegen adecuadamente y aun los mejores fotoprotectores no nos dan carta libre para abusar del sol.
  • Aplique el fotoprotector adecuadamente: esto significa cantidad adecuada  y reaplicar cada dos a cuatro horas; iniciar  30 minutos antes de la exposición  y en las hora de mayor radiación.

AUTOEXAMEN:

Se realiza frente a un espejo (de preferencia de cuerpo entero), en una habitación bien iluminada y con el auxilio de un espejo de mano.

  1. Examine su cuerpo de frente y espalda en el espejo; luego, los lados derecho e izquierdo con los brazos levantados.
  2. Levante los codos y observe cuidadosamente los brazos, antebrazos y palmas.
  3. Observe el dorso de sus piernas y pies (espacios interdigitales y planta).
  4. Examine la parte posterior del cuello y piel cabelluda con un espejo de mano.
  5. Finalmente, examine su espalda y glúteos con un espejo de mano.


El  ABCD :

Mediante esta mnemotecnia el paciente puede identificar de modo temprano lesiones sospechosas y consultar al  dermatólogo de ser pertinente. Se refiere a los cambios en la simetría, borde, color y diámetro (diámetro  de 6mm ó más).

Para concluir diremos que debido a la gran frecuencia con que se presentan los lunares debemos incidir en aquellas lesiones que podrían tratarse de cáncer  de piel ya que éstas si se identifican oportunamente por un dermatólogo pueden ser tratadas evitando así complicaciones. Son puntos importantes para lo antes dicho: cuidados en la exposición solar, el autoexamen y el ABCD. Identificando adecuadamente  a un lunar  podremos  realizar un tratamiento pertinente  desechando esa  nociva costumbre  tan difundida  de cauterizarlos o extirparlos a ciegas. Por ello es importante acudir al  Dermatólogo periódicamente, él examinará  los  lunares, para ello contammos en la actualidad  con  la dermatoscopía,  tecnología que nos permite visualizar  las  lesiones de piel con aumentos de 500 veces, de ese  modo  se identifica detalles  que  pasa inadvertidos a la simple inspección .


Calle Los Laureles N° 444 Of. 107 Urb. California
Trujillo - Perú


Telef. 51-044-289385
email info@dermatologochernan.com

Calle Los Laureles 444 Of. 107 Urb. California, Trujillo - Perú
Tel. 51-044-289385 - email info@dermatologochernan.com